Ciudadanía y democracia continua

Isidoro Cheresky

Resumen


Este artículo trata sobre la expansión y mutación del régimen político democrático, el cual ha adquirido una validez y valor universales, conllevando consecuentemente la centralidad de la
ciudadanía, entendida como un espacio de individuos dotados de derechos o que los reclaman, y que constituyen vínculos asociativos e identitarios cambiantes.
Pero la expansión ciudadana tiene como correlato un cuestionamiento de los lazos de representación en los diferentes órdenes de la organización social, dándose una emancipación del mundo político: los intereses y los ideales no se constituyen en lo social sino en el espacio público junto a las identidades ciudadanas que los sustentan.
La evolución contemporánea evidencia que el propio sistema institucional y normativo está en revisión y renovación permanente: en el régimen democrático la ciudadanía autónoma se mantiene distante del poder sometiendo a sus
gobernantes legales a la renovación de la legitimidad de sus decisiones. En virtud de ello también puede definirse el régimen político como una democracia continua cuya esencia es la vida
ciudadana que no podría transcurrir sin un dispositivo institucional, pero ella no se desenvuelve en “su interior”. En consecuencia ese dispositivo no es defnitivo y universal sino que está sujeto a las mutaciones que requieren los principios
democráticos.

Palabras clave


ciudadanía; democracia; representación

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.35305/tyd.v0i22.17

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.





ISSN Digital: 1853-984X

ISSN Versión impresa 1666-0714

Temas y Debates
Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales - Universidad Nacional de Rosario

Contacto: temasydebates01@gmail.com
Riobamba 250 Bis, Monoblock 1, Planta Baja, Secretaría de Investigación y Posgrado, 2000 Rosario, Argentina