Kirchner al poder institucional e informal (2003-2010)

María Matilde Ollier

Resumen


A partir de considerar la noción de progresista un híbrido difícil de definir, aunque muy a tono con la época, el artículo se muestra escéptico, excepto por la renovación de la Corte Suprema, sobre los avances sociales e institucionales llevados a cabo por el gobierno de Kirchner. La falta de una relación equilibrada entre los tres poderes del Estado, las acusaciones del Poder Ejecutivo a la prensa, la pobre performance refejada en los índices sociales, teniendo en cuenta la bonanza económica, y las inclinaciones del Gobierno en materia de política internacional son dimensiones que apoyan aquel argumento. El artículo cierra afirmando que la institucionalización de la democracia ha retrocedido al colocar a la política frente a un falso dilema: o bien hacen falta ejecutivos fuertes lindando con la arbitrariedad o bien el país está pronto a caer en la ingobernabilidad y la inestabilidad. Esta supuesta disyuntiva plantea un típico problema de las democracias presidencialistas de baja institucionalización: ante un presidente poderoso, el congreso se debilita marchando detrás de las decisiones del ejecutivo y viceversa: un ejecutivo frágil suele encontrar un parlamento envalentonado que contribuye a debilitarlo aún más. Por este camino los ejecutivos exitosos colaboran poco para estabilizar las reglas e institucionalizar la democracia.

Palabras clave


Ejecutivo fuerte; parlamento débil; prensa acusada; institucionalización de la democracia; progresismo

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.35305/tyd.v0i20.47

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.





ISSN Digital: 1853-984X

ISSN Versión impresa 1666-0714

Temas y Debates
Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales - Universidad Nacional de Rosario

Contacto: temasydebates01@gmail.com
Riobamba 250 Bis, Monoblock 1, Planta Baja, Secretaría de Investigación y Posgrado, 2000 Rosario, Argentina